Tips, Información y Noticias

6 razones por las cual es mejor usar un iPhone que Android

6 razones por las cual es mejor usar un iPhone que Android

¿El iPhone es el móvil más caro y limitado?… Sigue leyendo y quizá cambies de idea

1.- Mayor vida útil y valor reventa.

El primero es la vida útil del equipo. Si te fijas, verás que hay muchos usuarios que usan felizmente terminales de Apple de hace dos y tres años, algo que no es muy habitual en el mundo Android y menos con teléfonos accesibles. Esto no es sólo porque sean usuarios que no quieran gastar otros cuantos pesos en un nuevo equipo Apple, sino porque los iPhone tienden a funcionar sin problemas durante cuatro temporadas, aunque habitualmente sea necesario hacer un cambio de batería. 

Unido a este factor, está el del precio de reventa. Como sabes, Apple no rebaja un sólo peso al precio de sus terminales a lo largo de su periodo de vigencia. Es decir: el precio del iPhone 6s es el mismo hoy que el que tenía en octubre de 2015 cuando acababa de salir al mercado. Además, el valor de reventa de los iPhone es habitualmente mucho más alto que el de los teléfonos Android. Si vendes tu iPhone 6s hoy puedes recuperar una buena parte del precio que pagaste por él, y, por ejemplo, un iPhone 5s (que no olvidemos es de hace tres temporadas) se cotiza en páginas de segunda mano a precios entre 4,500 a 5,500 pesos en función del estado de conservación y la capacidad de almacenamiento.

2.- Actualizaciones de sistema garantizadas.

Una de las cosas que más irrita a los usuarios de Android es la incertidumbre con respecto a las actualizaciones. Así, puede suceder que este mismo año hayas comprado un smartphone con Android 5 (incluso algunos que se han vendido todavía con Android 4.4 KitKat) y que todavía no se haya actualizado a Android 6 Marshmallow o que nunca lo haga. A finales de año saldrá al mercado Android N (Android 7), lo que significa que tienes un teléfono de la presente temporada con el sistema dos versiones por debajo del que deberías. 

Esto no sucede en el mundo Apple ya que las actualizaciones de sistema no dependen más que de Apple, de manera que siempre tienes tu smartphone actualizado a la última versión y con las actualizaciones de seguridad igualmente puntuales. Cierto es que, en algunos terminales muy antiguos puede resultar poco adecuado actualizar a la última versión del sistema, como les sucede a los iPhone 4S que se han actualizado a la última versión iOS 9 y cuyo funcionamiento se hace más lento con este sistema, pero es que estamos hablando de móviles de hace cuatro temporadas. Por otro lado, en ocasiones, las actualizaciones de Apple tienen algún fallo de poca envergadura, pero se corrigen rápidamente y con tan sólo esperar unos días para actualizar y ver si surge algún problema, puedes tener siempre tu móvil al día y sin problemas.

3.- Facilidad de uso y optimización.

Quizá este aspecto es el más complicado de argumentar porque lo habitual es que cualquier smartphone, ya sea con Android, Windows 10 o con iOS, funcione correctamente. Sin embargo, una de las descripciones que hacen muchos usuarios de iPhone que han usado móviles Android es que en los móviles de Apple “todo funciona” y es sencillo de configurar, sin que haya que estar investigando opciones o ajustes. Apple ha hecho un gran esfuerzo por mantener la simplicidad del sistema y, debido a que no hay capas de personalización que difieran de un móvil a otro, la curva de aprendizaje es mínima (aunque todavía encuentras, por ejemplo, usuarios que no conocen atajos como el de la multitarea).

Además, en iOS no hay preguntas como la habitual de “con qué aplicación desea abrir este archivo”, ni confusión entre las apps recientes y las apps que están en segundo plano ni cosas por el estilo. Es verdad que para los usuarios avanzados de Android todas estas son cuestiones irrisorias y, de hecho, para muchos es parte de la mayor personalización que permite el sistema de Google, pero para los usuarios que prefieren la sencillez, iOS sigue siendo superior a Android.

4.- Apps incluidas y calidad de las apps.

Uno de los elementos clave del iPhone son las aplicaciones básicas y no tan básicas que integra Apple en sus terminales: desde el correo, el navegador, las apps para calendario, para tomar notas o para gestionar las fotos, todas están cuidadas hasta el más mínimo detalle y hechas para ser fáciles y rápidas de usar. Es cierto que en Android puedes usar las apps de serie o las de Google, que son también excelentes y, si no te gustan, buscar entre los 1,6 millones de apps de la tienda Play Store; pero cuando usas un iPhone puedes comprobar el gran trabajo que hace Apple en los programas básicos: son detalles tan “evidentes” como que al recibir una llamada, automáticamente te identifique el remitente buscando incluso en las firmas de tus e-mails, o cómo el sistema es capaz de entender en un texto cualquiera que se puede crear una cita de calendario a partir de una frase como ”nos vemos el martes 24 a las 17:00”.

5.- Ecosistema y accesorios 

Además de la variedad de apps, otro elemento importante del ecosistema del iPhone es la inmensa cantidad y variedad de accesorios disponibles. Al ser muchos menos los modelos de iPhone y ser tan populares, los fabricantes lo tienen más fácil para crear accesorios y puedes encontrarlos de todo tipo: desde fundas y carcasas, chaquetas con batería, accesorios para la cámara, carcasas estancas… no tienes más que echar un vistazo en tiendas en línea para ver la ingente variedad de accesorios disponibles… después busca lo mismo para cualquier móvil Android.

6.- Ausencia de virus y malware

Una de las ventajas de Android es que puedes instalar aplicaciones de cualquier fuente (si otorgas permisos para ello); pero eso es precisamente lo que hace Android más inseguro frente ataques de malware (software dañino). En el iPhone sólo puedes instalar apps de la App Store donde, como decíamos, las apps están mucho más controladas que en la tienda de Google y, aunque es verdad que se han dado casos de apps infectadas en iOS (aunque se trataba de apps restringidas al mercado chino), y que también hay ataques por phising (generalmente a través de e-mails falsos) en general puede decirse que los iPhone son un entorno bastante más seguro que los teléfonos Android.